Espacio dedicado para contarnos tu historia con CUREFINI.

Déjanos  tu nombre, edad y diagnóstico que tenías cuando empezaste a usar CUREFINI

y cuáles fueron los resultados.

Martin Miranda, papá de Josefina

Josefina, Fini, nació en Argentina diagnosticada Epidermolisis Bullosa Distrófica, una enfermedad que le genera lesiones o ampollas en la piel ante el más mínimo roce o traumatismo.

Fini ya había probado muchos productos sin tener resultados positivos y con un pronóstico muy complejo para su desarrollo futuro. Al usar el Curefini, comprobamos muy rápidamente que era el único ungüento que comenzó a tener efecto en las heridas de Fini. A las 24hs, Fini había mejorado, sus heridas que estaban abiertas hace semanas se cerraron en pocos días, dejaron de infectarse, le bajó mucho el dolor y la picazón, y finalmente pudo dejar la morfina. Hoy Fini, tiene 8 años, puede hacer muchas actividades que en un momento pensamos que nunca haría. Estamos muy contentos de haber encontrado este producto. Es importante seguir los pasos de la aplicación del Curefini, pues aplicado correctamente, los resultados son excelentes.

Cecilia Petersen

Mi experiencia con CUREFINI ha sido excelente. Yo conocí la crema a través de mi amiga Josefina, que como su nombre lo indica era para las curaciones de Fini y charlando de sus grandes resultados con temas de piel, me dio un poco. Hasta que un verano en el 2017 tuve un accidente de aceite hirviendo en toda mi mano izquierda, corrimos a la guardia, pero era fin de semana y en La Barra Uruguay no había guardia, con lo único que contaba era con Curefini, envolví mi mano en apósitos llenos de crema, hasta hoy recuerdo el dolor, pero fue la cicatrización más eficiente y precoz que vi en mi vida. Ha partí de ahí he usado Curefini para en todo tipo de lesiones de piel con pérdida de sustancia. Quemaduras, úlceras varicosas, escaras y otras heridas abiertas de infecciones.

Carlos Garfunkel

He usado Curefini con muy buen resultado. Periódicamente me salen aftas en la boca que me solían durar alrededor de unos 15 días con bastante molestia, inflamación y hasta dolor. Desde que las trato con ese unguento el tiempo de curación de las lesiones se redujo a la mitad pero además con mucho menor molestia. Lo aplico, cuando me salen las aftas, con el dedo antes y después de lavarme los dientes y al acostarme.

Clara Magdalena, Santa de la Sierra, Bolivia

Mi nombre es Clara, en un viaje a BsAs me recomendaron usar Curefini para tratar la dermatitis de mis talones. Estoy feliz con los resultados!

Agustina Torres, Buenos Aires 

Hola! En diciembre me quemé con agua del mate la mano derecha y parte del brazo. Como mi mamá es alérgica a las sulfamidas, siempre tiene Curefini en casa. Enseguida me puso Curefini en la quemadura y el alivio fue inmediato y me ayudo a llevar la sanatorio sin demasiado dolor. Ahí me recomendaron que continuara el tratamiento con Curefini y vendada todo el verano para evitar que quedara la mancha en mi piel! Gracias Curefini!

Lucia, Wilton, Eeuu

Soy la mamá de Felícitas, quien tuvo una cardiopatía y fue operada a los 4 meses. Una vez dada de alta, me recomendaron Curefini para la herida. Realmente fue un alivio para mi hija. La crema le da alivio, elasticidad. ¡Les recomiendo este producto!

Carla Valeria Szister de Lerner

Buenos días , he sido intervenida quirúrgicamente el 1 de mayo (en argentina ) de un dermatofibrosarcoma protuberans en la nalga izquierda , habiéndome quedado una herida del tamaño de una lata de Coca-Cola , es estoy aplicándome Curefini desde que salí de la operación , en la zona dadora y en la receptora . completamente sorprendida de lo que me ayudo el producto en ambas zonas . hemos tenido muchas dificultades para conseguir el producto en mi país, pero si necesitan documentar mi evolución estoy a disposición, gracias .

Constanza Villanueva

En casa siempre que nos pasa algo en la piel, todos piden Curefini. Picazón, alergia, quemaduras, lastimaduras, paspaduras. Para todo siempre la usamos. Curefini es salud amo esa crema, incluso me la puse varias veces en la cara a la noche o en las manos porque tengo la piel seca y me encanta como me la deja. También es super buena para las escaras, la probé con mi Papá y funcionó perfecto. Un día llegue al trabajo y una compañera había tomado mucho sol, estaba toda ardida le di Curefini y santo remedio enseguida se le paso. La ama es lo más tenerla me da seguridad la llevo a donde vaya.

Familia Yepez

A mi hija le a ayudado mucho especialmente  en llagas vivas le ayuda a cicatrizar rápido.

Conocimos el medicamento y pues lo probamos y pues hasta ahorita lo seguimos usando y pues gracias a ustedes y curifini. Estamos contentos y agradecidos con ustedes

Inés Tyrrell y tengo 64 años

En agosto del 2019 empecé con una erupción muy fuerte en la cara, mucha picazón e hinchazón de párpados. Deambulé por varios especialistas: dermatólogos, alergista, gastroenterólogo y hasta una homeópata .
En diciembre empeoré mucho y al verme tan desesperada mi hija me facilitó Curafini. Después de dos días de tratamiento la erupción había bajado notablemente.
A partir de ese momento cada vez que empiezo con la picazón, me pongo Curafini y cede la irritación. Es lo único que me logró calmar. Nunca supe que es lo que causa la erupción, pero lo que sí sé es que Curafini logra aplacarla. Gracias por facilitarme la crema que me sigue ayudando!

 

María Paula Olgiati mama de Santiago 14 años y Agustina de 12 años

El uso de Curefini fue una experiencia muy satisfactoria. Le damos múltiples usos. En el caso de mi hijo Santiago, 14 años, fue súper efectiva para su tipo de piel atopica que se hacía evidente en codos y rodillas. Agustina, mi otra hija, que hoy tiene 12 años, a sus 4, tuvo un episodio bucal de ampollas blancas en las encías y las curamos con esta crema. Yo la suelo usar por la noche en los pies para aliviar resequedad extrema. Desde ya siempre la utilizamos en quemaduras provocadas por quehaceres domésticos. La recomiendo 100%. Este producto debería estar en todos los hogares.

La primera noche con Curefini

En el mes de febrero del 2017 mi hijo de 1 año sufrió una importante erupción en la piel. No sabemos hoy en día cual fue la razón. Los médicos decían cosas como que era viral, o una urticaria febril …. en fin, nada concreto. Lo cierto es que estaba con fiebre, vómitos, picazón, dolor, y con grandes manchas que aparecían y desaparecían en todo su cuerpo. En medio de este proceso recibimos la crema CUREFINI de parte de mi prima, y estando internados en el sanatorio el cambio fue milagroso: por fin mi hijo pudo dormir luego de estar dos noches con mucha picazón y muy incómodo. Le di los datos de la crema a mi pediatra la cual también quedo muy sorprendida con la rapidez de la mejoría.

Milagros Martínez Mosquera, 38 años

Me había lastimado una pierna, era una herida chica pero profunda y se me había infectado. Me dieron una crema con antibiótico, pero a la semana estaba igual. Decidí probar con Curefini. Lo más impactante era ver cada vez que cambiaba el vendaje como quedaba el pus pegado a la gasa. En 3 días estaba sin infección y a la semana ya estaba con la piel renovada.  También la uso cuando mis hijos se queman con el sol y tienen la piel muy roja. Se las pongo a la noche y al día siguiente están mucho mejor.  La recomiendo al 100%

Soledad 40 años

Por alguna razón de falta de vitamina o algo siempre tengo muy muy resecos los talones. Sufro del dolor cuando se me agrietan terriblemente. Y gracias a dios existe Curefini es lo único que me calma y cura.

Vicky Correa 40 años

Curefini es un esencial en mi botiquín! En esta cuarentena me salvo en más de una oportunidad, la uso mucho para las quemaduras y cortes. Los resultados son increíbles, tiene un gran poder cicatrizante!

Kenia y Luis Alderete

Altair nació en 2014, después de un embarazo normal y hermoso. Nada más nacer empezaron a aparecer ampollas por todo el cuerpo, tres semanas después le diagnosticaron epidermólisis ampollosa distrófica. El diagnóstico fue aterrador, nos asustó y el pronóstico no fue bueno. Luego de buscar segundas opiniones médicas y saber que no existía cura para esto, decidimos buscar alternativas para ofrecerle a nuestra hija una mejor calidad de vida. Cuando nuestra pequeña tenía 5 meses, encontramos un video de una niña con EB como nuestra hija y su padre hablando de Curefini. Decidimos pedir unos frascos y probarlo con Altair. Después de una semana nos sorprendió mucho porque las heridas que habían sido muy difíciles de tratar ya estaban cicatrizando, y además le ofrecía muy buena hidratación a la piel. Llevamos 6 años usando Curefini en nuestra pequeña, es fundamental para nosotros. Después de todo este tiempo, sus heridas nunca se han infectado, las cicatrices son muy suaves y ya no usa vendas, tiene los dedos de las manos y los pies completos y separados, camina, corre, va al colegio y juega con sus amigas. Por un momento de nuestras vidas creímos que su vida no sería tan buena como es. Amamos a Curefini, gracias por ayudarnos a cuidar a nuestra hija.

Juli Gramajo. Mujer de las 4 décadas

Contar como me desollé (literal) los empeines, rodilla y media nalga es un poco humillante... Ya que me subí a una cinta de correr descalza y recién salida de la pileta (Por favor ahorrarse los comentarios). Cuestión que me caí a gran velocidad y sufrí quemaduras de segundo grado profundas por la cinta.
Cómo era un 24 de diciembre, me atendieron por guardia donde me recomendaron curarme con farmex(un polvo antiséptico y cicatrizante). Y ahí comenzó lo peor. Se formaron cascaritas parecía estar cicatrizando, pero las piernas me latían y estaban muy hinchada. Tenía todas las heridas infectadas. Termine en una atual quirúrgico en las rodillas (curan las heridas sacándome la piel, carne y pus con un bisturí) y tenía que limpiar las heridas 2 veces al día con una esponja y cubrir con platsul. Recuerden que esto sucedió en verano, y faltaba poco para ir a la playa. Tremendo!!! Mi cuñada conocía a José y me recomendó Curefini. Eran tantos los elogios que costaba creerlo. Además, ningún médico la conocía en ese momento. No les voy a mentir. Me costó hacer el salto de fe. Pero el tiempo me corría, mis heridas no mejoraban, y no tenía nada que perder. Así que cambié el platsul por Curefini. No sé si voy a poder describir con todos los elogios que merecería esta crema. Fue mucho más amigable con mis heridas que cualquier otra. De a poco el pus salía y se quedaba pegado en las gasas, las heridas empezaban a tener un color más saludable, y se veía que empezaba a regenerarse la piel. conclusión: El 15 de enero estaba metiéndome al mar (y no con un traje de neoprene) Y hoy si cuento esta historia nadie me cree, porque no tengo marcas. Hasta el día de hoy Curefini forma parte de mi botiquín. Los chicos se raspan, se lastiman, se queman o tiene algún problema en la piel, ella está ahí para sanar.

Dra. María Cristina Sarmiento, Bioquímica.

Mi experiencia con esta crema es, además de auto referencial, un racconto de su historia, que va de la mano del proceso que ha tenido la industria farmacéutica en general en el último siglo. Mi madre era farmacéutica, de las de antes, criteriosa, estudiosa, solidaria y en comunicación verdadera con sus clientes o pacientes. Siendo yo una niña, la recuerdo detrás del mostrador de su farmacia, dialogando con cada uno y escuchando con atención sus síntomas o relatos de dolencias, en aquellos tiempos la Farmacia era el ámbito natural para consultas relativamente sencillas. Recuerdo claramente una crema que funcionaba para muchas afecciones de la piel y mi mamá siempre la recomendaba, se llamaba Curacid. Por aquellos tiempos aún no había explotado la hipermedicina ni la sobre indicación de medicamentos ya que con una farmacopea relativamente breve se podía tratar la enorme mayoría de las enfermedades. Soy bioquímica, y por esas vueltas de la vida hace unos cinco años conocí a una bella familia Martín y Josefina con sus hijos Thor y Fini. Martín me relató el doloroso derrotero para llegar a un tratamiento sintomático de la enfermedad genética que padece Fini, la más pequeña: Piel de Cristal. El tratamiento había llegado de la mano de un colega bioquímico que a su vez había heredado la fórmula de la tristemente olvidada Curacid, creada por otra mujer farmacéutica, su abuela. Los astros se alinearon al igual que los corazones, y volvió Curacid, esta vez con un nombre que sintetizaba varias cosas: la nobleza de los productos naturales, la efectividad de un fármaco de amplio espectro terapéutico, la fuerza del amor y la voluntad, así nació CUREFINI Para esta familia no fue un “producto milagro” como los que hoy promueven los inescrupulosos, fue sencillamente un milagro. La calidad de vida de Fini, al igual que la evolución de sus lesiones dieron un vuelco radical y hoy por hoy, las secuelas que podrían haber sido tremendas, no existen. En un acto de generosidad remarcable, la familia Miranda ha obsequiado potes de Curefini a niños con la enfermedad y a gente común, para que constaten sus efectos y resultados. Puedo dar fe de que funciona de manera rápida y efectiva en quemaduras, picaduras de insectos, dermatitis, heridas, psoriasis… En tiempos de Pandemia, en los que pareciera que todo es poco, creo que mi mensaje en este caso sería: poco es mucho, y quizás este sea el camino más certero a recorrer en Salud.

Aproximadamente a los 18 años (año 1997), empecé a padecer de una psoriasis leve

En mi caso, yo encontré en la Curefini una solución para un cuadro de psoriasis, potenciado por el hecho de haber sufrido un accidente con quemaduras graves  Mi historia es básicamente así: 

Aproximadamente a los 18 años (año 1997), empecé a padecer de una psoriasis leve, concentrada en una de las zonas más habituales: la espalda. Habiendo consultado a un par de dermatólogos, la cura más eficaz que descubrí fue la crema Scheriderm (Bayer), que contiene corticoides. Con esta crema logré controlar mi psoriasis, usando aprox 1 pomo de 20grs por mes. Si bien sabía que no le hacía bien a mi cuerpo el hecho de usar un remedio con corticoides sistemáticamente, fue la única solución que encontré, más allá de haber probado con muchas alternativas naturales, homeopáticas, etc. De esta forma tuve controlada mi psoriasis durante muchos años (más de 10), hasta que en marzo del 2008 sufrí un accidente con fuego, en el que mi cuerpo se quemó en un 60% a causa de una explosión con combustible. El tratamiento para recuperarme del accidente fue largo y traumático para mi piel. Me tuve que someter a 28 intervenciones quirúrgicas de en las que me sacaban piel sana de un lugar de mi cuerpo para implantarla en lugares quemados (reinjertos). Todo este proceso duró 2 meses y medio. Al salir del hospital, a medida que mi piel se iba recuperando, mi psoriasis iba reapareciendo de manera más profunda y extendida.  Mis tratamientos para la psoriasis con cremas de corticoides se intensificaron, sumado a las cremas que tenía que usar para las heridas de quemadura, algunas de ellas también con corticoides (Microsona, hidrocortisona).  Las cremas para la recuperación de mis quemaduras las fui abandonando paulatinamente, pero nunca pude abandonar la Scheriderm y la Dermaglós, que seguía usando todos los días 2 veces al día. Hasta que en junio de este año (2013) mi amigo Martin me comentó acerca de esta crema extraordinaria, Curefini, que estaba teniendo unos efectos increíbles en su hija Josefina que tiene piel de cristal. Me ofreció 2 potes para que la probase. Sabiendo que era una crema natural, sin coritcoides, fui algo escéptico de que pudiera ayudarme en algo tan crónico como es la psoriasis. Pero realmente los resultados fueron impresionantes.  A las semanas de usar Curefini diariamente, pude abandonar las cremas con cortisona. Hace ya 6 meses que la estoy usando y mi psoriasis está totalmente controlada y reduciéndose.  El efecto de Curefini en la piel con psoriasis no es como el de las cremas con corticoides. Curefini comienza por eliminar la picazón desde el primer momento, lo que hace que los corticoides se puedan abandonar.  La psoriasis se mantiene igual a la vista durante las primeras semanas, pero al cabo de uno o dos meses comienza a desaparecer muy gradualmente.  Es fundamental el uso en cantidad y constante. Si la piel se mantiene humectada con Curefini la picazón es nula, y de a poco la psoriasis va desapareciendo lentamente.  Se que mi caso de psoriasis no era un caso agudo o de extrema gravedad, pero la mejoría es realmente evidente e irrefutable. Ya pasé la época de invierno, que es el momento del año en el que más sufro de picazón, debido a la falta de sol y a la mayor cantidad de ropa, y no necesité de mis cremas de cortisona en ningún momento. De todo corazón creo que la Curefini es un descubrimiento maravilloso.  Sé que es inmensamente útil para enfermedades serias como la piel de cristal, y estoy convencido que también puede ayudar muchísimo a pacientes con cuadros varios de psoriasis, que es una enfermedad más habitual pero cuyos tratamientos pueden ser en algunos casos tan dañinos para la salud. Una vez más, agradezco a Martin y a Efraín todo el entusiasmo, esfuerzo y pasión que ponen día a día para lograr que Curefini llegue a la mayor cantidad de personas posible.  Sé que hay millones de personas en el mundo a las que esta crema "milagrosa" va a ayudar y mucho.

Paula Lima, Holanda

Mi hija nació con EI PPK. Vivimos en Holanda, probamos todo tipo de cremas y aceites. Fue una bendición descubrir Curiffini. Pudo dejar de tomar antibióticos y, gracias a Curiffini, nunca tuvo una infección cutánea. Su piel se siente y se ve mucho mejor. Es la única crema que quiere usar cuando tiene heridas abiertas.

Malena G. Irrazabal,  82 años

Mi nombre es Malena G. Irrazabal. Tengo 82 años. Soy de Argentina. En diciembre de 2017, me operaron de una úlcera. Uno de mis drenajes no estaba cerrado. Se cosió varias veces, pero se volvió a abrir. He recibido varios tratamientos médicos, pero ninguno funcionó correctamente. Hasta que un día mis hijas conocieron a Martín Miranda quien les habló de Curefini, una crema dermatológica, y del origen de esta crema que tiene una conmovedora historia personal. El 9 de noviembre de 2018 comencé a aplicar la crema CUREFINI, unos 20 días antes de encontrarla. En el momento en que comencé este nuevo tratamiento, la herida era de 12 por 12 centímetros. He aplicado la crema CUREFINI a diario y hoy el resultado de esta crema es evidente. La herida mide 7 por 8 centímetros. ¡¡¡Agradezco a todos por haber participado en esto !!! Dios bendiga a todos !!!.
Gracias CUREFINI !!!!

Gracias Curefini! Siendo alérgica a las sulfamidas, ante quemaduras era difícil encontrar una crema que aliviara el dolor y ardor. A través de mi experiencia toda la familia la ha probado con éxito!

Mi hijo tiene una Epidermolisis bullosa distrófica recesiva .desde su nacimiento. Aplicamos la crema Curefini , y los resultados han sido excelentes. La acción de esta pomada es poderosa, y actúa con rapidez, mi hijo estaba muy mal .,infectado , pérdida del apetito, eliminaba mucho líquido ceroso, sanguinolento, lesiones y mucosas abiertas desde hace muchos años, sin poder apenas dormir, dolor en todo su cuerpo, malestar general, su físico,u rostro rompía mi corazón, grave, sin poder hacer nada, y la Crema Curefini" , la pomada de ORO, la pomada milagrosa, como le decimos aquí en casa .,devolvió la vida a mi hijo, en 27 años primera vez que me dice, mamá me siento bien! puedo dormir, comencé aplicarla el 6/2/2019 Y a los 7 días , mi hijo empezó a cambiar, buen estado general, y se eliminó el terrible dolor, y la supuración, gracias a esta maravillosa pomada por existir, ha devuelto la vida a mi hijo, hace magia, parece increíble lo rápido que actúa sobre las lesiones del cuerpo y mucosas, es una pura realidad su efecto y acción en 72 horas, lesiones abiertas tantos años. La piel cambia a un aspecto saludable, su estado general, su vida entera cambia, con signos favorables de éxitos, No más fatiga, no falta de aire, no dolor, no supuración, apetito., Curefini devuelve con eficacia y rapidez la vida a mi hijo...su acción es capaz de actuar al instante de aplicar, sobre su cuerpo y mucosas, a estas temibles y dolorosas lesiones. Curefini La pomada mágica, adorable, invencible, eficaz, capaz de hacer milagros sobre lesiones terribles y difíciles que jamás ninguno otro había hecho. Por lo que bendigo a todas las personas que hacen posible que esta exelente crema Curefini . exista.. Curefini :pomada que devuelve vida al instante.
Curefini: pomada milagrosa que alivia la piel y todos sus órganos,. Curefini: devolvió la vida a mi hijo
Gracias por existir...

Mi hijo Benjamin tiene casi 3 años y tiene dermatitis atópica desde que tenía menos de uno. Su piel era extremadamente sensible a una amplia gama de factores (ropa de lana, agua, sol, arena, etc.) y solo a los corticoides, que tomaba ocasionalmente. , permitiría una mejora temporal y lo calmaría. Comenzamos a usar Curefini hace 3 meses y las mejoras han sido significativas. Pasamos nuestras vacaciones en la playa y se lo pasó genial y sin problemas de piel. Apenas puedes notar su eczema cuando tocas su piel ahora. Habíamos probado otras alternativas y ninguna había funcionado hasta Curefini.

Mi hija ha tenido dermatitis atópica (piel) desde que nació. Ella usa la crema antes y después de su baño y ya no muda la piel de sus dedos de manos y pies. Ha dejado de usar cremas con esteroides. ¡Es maravilloso!

Mi nombre es Adriana Bonel. Soy de Argentina. Mi esposo es DBT TIPO II. Tiene amputación transfemoral de pierna derecha y presentaba ulcera en tobillo izquierdo. Usando Curefini la lesion disminuyo en un 70% en 2 semanas. Y sigue mejorando.

Tuve un accidente con agua hirviendo. Mi cara, cuero cabelludo y cuello estaban en carne viva. Después de los primeros auxilios, crema para quemados y corticiodes para dolor e inflamación. Tenia turno con cirujano plástico, para injerto de piel en una semana. Un amigo se enteró y me trajo Curefini. Me apliqué la crema tal como me explico, y lo hice todos los días, las veces que fueran necesarias. Mi piel se.regenero día a día, a tal punto que suspendieron operación. En una semana, solo tenía un poco enrojecida la piel. Y con el uso diario después de esa semana, ni una sola marca, nada. Como si no hubiera pasado. Gracias Curefini !!

Soy Florencia Scopelite, al mes de vida descubrimos en mi bebé un llaga y paspadura muy irritada en la zona de la cola y vulba, probamos con varias cremas cicatrizantes pero ninguna mejoraba el cuadro. Luego de un tiemoo llegó a mis manos la crema curefini recomendada por mi hermana que ya la habia probado y conocia de sus beneficios, y sin dudarlo la comenzamos a usar. Aplicandola en cada cambio de pañal, a los pocos dias empezamos a notar la mejoria de la irritacion. Al ser una zona que siempre se encuentra humeda es dificil la rapida cicatrizacion, pero la llaga practicamente se ha cerrado. Continuamos aplicando curefini por la mañana y por la noche. Hoy mi bebé tiene 5 meses. Recomiendo y agradezco haber conocido la existencia de la crema!!!

Mi nombre es Ines, soy mamá de tres niños. Mi hija tiene piel atópica y cualquier lesión le deja marcas, es alérgica a las picaduras y en el verano se lastima mucho la piel sobre todo el las piernas y los brazos. La verdad es que la curefini le mejora muy rápido cualquier lesión y cuando le pongo venda es increíble como limpia las heridas. Además yo tengo a veces eccema alrededor de los ojos y esta crema es la única que me animo a ponerme en mayor cantidad teniendo en cuenta lo delicado de la zona. Sinceramente obra maravillas.
También con hijos chiquitos lo uso para quemaduras solares y me da excelentes resultados.

Soy Graciela R. Usamos CUREFINI para una escara enorme que tenia mi madre hacía casi un año y no mejoraba con todos los tratamientos que le hicieron seguía profunda, se le veía el hueso, con Curefini en tres meses ya no tenía nada!!! Gracias a Inés O. quien me la recomendó!

Hola mi nombre es Vicky. Hace unos meses me quemé mucho con aceite caliente todo el antebrazo. Enseguida realice los cuidados de primeros auxilios y después comencé a usar la CUREFINI. Me la aplicaba la cantidad de veces que lo creía necesario y me la cubría con gasa. De esa manera actuaba un 100%. A las pocas semanas mi piel se regeneró. Nunca se infectó y quedó igual que como estaba.
Muchas gracias CUREFINI

CUREFINI ES MILAGROSA
Descubrí Curefini durante mi tratamiento de radioterapia que me provocó un cuadro agudo de enrojecimiento, ampollas, alergia y urticaria en la zona irradiada que me impedía incluso dormir y que ocasionó la interrupción de dicho tratamiento. En primer lugar, probé infinidades de cremas indicadas por médicos de diferentes especialidades: dermatólogo, alergólogo y varios radiólogos. Dichas cremas no hacían más que agravar mi cuadro. Luego de ello, debo confesar que probé Curefini descreídamente y ocurrió un milagro. Curefini logró no solo aliviarme en forma inmediata y total sino que también logró revertir completamente mi situación, posibilitando así la reanudación del tratamiento de radioterapia. En la actualidad continúo utilizando Curefini como "crema de cabecera" y me ha resultado de enorme valor y utilidad para quemaduras, lastimaduras y cicatrices. Curefini logra lo que ninguna otra crema logra. Recomiendo Curefini a todos y para todo.
Gracias Curefini, eternamente agradecida.